About Hai Hui ShanMaestro Renshan

Mastro Renshan

Sobre el Maestro Renshan

El Maestro Renshan es un maestro budista que predica el Dharma en China. Nació en 1980, en el condado de Shangshui, provincia de Henan, bajo el nombre secular de Lu Weitao. En 1996, a sus 15 años, tomó los votos en el templo budista zen de Wujin (Jiangsu) para dedicarse completamente a la práctica budista.

Durante muchos años, el Maestro Renshan se ha dedicado plenamente a promover el budismo con el propósito de beneficiar a todos los seres. Desde 2009 hasta ahora, ha sido invitado a dar conferencias en Singapur, Malasia, Indonesia, Tailandia, Australia, India, Sri Lanka, España, Italia, Portugal, Taiwán y otras ciudades importantes de China continental. Ha impartido más de 3200 conferencias, que han sido muy bien recibidas por el público. 

El Maestro Renshan defiende que el budismo es inseparable de la vida y la clave de la felicidad. El propósito de aprender budismo es ayudarnos a vivir una vida más feliz, por lo que promover el budismo es servir a la sociedad y beneficiar a todos los seres. Por esta razón, considera la difusión de la sabiduría budista su misión vital. Desde 2018, ha empezado a traer el budismo Mahayana a Europa, dónde ha fundado la Asociación Budista Internacional Hai Hui Shan, con su sede en Barcelona. El deseo de la asociación es el de construir un centro de cultura, educación y exhibición de la cultura budista en Barcelona, para que el mundo occidental tenga la oportunidad de conocer con profundidad esta milenaria sabiduría y pueda beneficiarse de ella.

El Maestro Renshan es actualmente el presidente de la Asociación Budista Internacional Hai Hui Shan, presidente de la Asociación Budista de Zhejiang Qingtian, así como el maestro responsable del Zhenning Pure Land Temple de Wenxi.

Porqué se hizo monje el Maestro Renshan

El maestro Renshan nació en una familia budista. sus antepasados ​​de muchas generaciones atrás ya fueron devotos budistas. Cuando el Maestro Renshan era un niño, fue testigo de una procesión fúnebre que le despertó una gran curiosidad. "Alguien murió", le dijeron. “¿Qué es la muerte? ¿Por qué muere la gente? ¿A dónde vamos después de la muerte? ¿No podemos no morir?”, le preguntó a su madre, quien le respondió que morir era el destino de todo el mundo, algo normal. Esta respuesta no le sació la curiosidad, al contrario, lo condujo a preguntarse durante mucho tiempo sobre ‘cómo resolver el problema de la muerte’. La historia de la vida del Buda Siddhartha fue un gran hito para él, en especial, le marcó la escena en que Buda sale del palacio por primera vez y ve a un anciano, a un hombre enfermo, a un muerto y a un monje brahmán; cómo Siddhartha se determinó en resolver los sufrimientos de la vida tras ver eso. Esta escena inspiró profundamente al Maestro Renshan, quien sintió que el budismo era el camino a iluminar todas estas dudas, la vía para liberarse de la reencarnación, es decir, del ciclo del nacimiento y de la muerte.

Su padre, también un devoto budista, al ver la vocación de su hijo, le preguntó si quería convertirse en monje. Elogió mucho los méritos de convertirse en monje y le dijo: “Si te conviertes en monje, yo también me convertiré en monje. Si no quieres convertirte en monje, te cuidaré hasta que cumplas 18 años, y yo me convertiré en monje”. 

El Maestro Renshan observó el curso de la vida que la mayoría de las personas seguían, es decir, terminar la escuela, conseguir un trabajo, ganar dinero, formar una familia, casarse y finalmente morir. “¿Debería ser mi vida así?", se preguntó a sí mismo el maestro Renshan. Su respuesta interna fue que no. Tras ese episodio, meditó la decisión durante tres años, y finalmente, decidió seguir el camino de Buda: convertirse en monje y seguir el camino del despertar. 

Fue acompañado por sus padres para convertirse en monje cuando solo tenía quince años. Su padre también se convirtió en monje poco después, y unos años más tarde, su madre también se convirtió en una monja budista. 

Durante los primeros años tras convertirse en monje, se dedicaba plenamente a la recitación de sutras budistas. Su objetivo era liberarse de la reencarnación recitando el máximo posible el mantra de Namo Amitabha. Esta es la práctica principal de la corriente de la Tierra Pura del budismo Mahayana. Según el Sutra de Amitabha, cuando uno recita este mantra concentradamente, el Buda Amitabha viene a recibirle y puede renacer en la Tierra Pura de Amitabha, también conocida como la Tierra de la Felicidad Última. No fue hasta más tarde, tras escuchar los discursos y las enseñanzas de otros maestros acerca del Dharma, que tuvo una nueva comprensión de lo que era el despertar y el camino a él.

Comprendió que el deber de un monje es promover el Dharma, es decir, la verdad del mundo, y beneficiar a todos los seres haciendo esta sabiduría comprensible. Es por esta razón que decidió dedicar el resto de su vida a impartir conferencias y a desengranar el significado de los herméticos textos antiguos.  

La voluntad es sencilla: el Maestro Renshan desea que más personas tengan la oportunidad de escuchar Dharma y usar la sabiduría budista para ayudar a resolver todos los problemas de la vida, a fin de vivir una vida más feliz y hacer del mundo un lugar mejor. 

El Maestro Renshan ha estado participando en el aprendizaje del Dharma y dando conferencias en muchos lugares; enseñar a otros también le ha ayudado a profundizar en su propia comprensión del budismo. Como dice Buda, cuando uno difunde sabiduría, también gana sabiduría. Este camino le ha llevado a preguntarse a menudo sobre cuál es la forma más adecuada de promover el budismo en los tiempos modernos, que satisfaga las necesidades de las personas de hoy en día. Él cree que el budismo moderno debe integrarse en nuestra vida cotidiana, ser más accesible y hacer que más personas se den cuenta de que el budismo es inseparable de sus propias vidas.

El budismo es la ley de la vida, la ley de la sabiduría, la ley de la felicidad, la ley de la liberación. Todos deberían aprender y poder practicarlo. Buddha Dharma es una educación humanista, verdaderamente completa, con el propósito de despertar de la confusión y con el objetivo de liberarnos de todos los sufrimientos en la vida para ser felices. ¿Si tenemos la suerte de encontrarnos con esta sabiduría, por qué no deberíamos apreciarlo?

Aprende más